Angora turco

El Angora Turco surgió en los confines de Persia y Turquía, en la región de las altas mesetas (en las proximidades del lago de Van).
 
Descubierto por los viajeros, fue introducido en Europa en el siglo XVII. Hubo inmediatamente una gran predilección por este gato de pelo largo y sedoso.
Muy de moda en los círculos aristocráticos del siglo XVIII, estuvo considerado como un regalo real.
Rápidamente, conquistó el mundo entero y se extendió por numerosos países.
 
Fue utilizado para crear las diferentes razas de pelo largo o semi-largo, especialmente el Persa. Después, fue olvidado y casi desapareció de Europa en el siglo XIX. En el siglo XX, el zoo de Ankara lanzó un programa de recuperación de la raza.
Hasta tal punto que la exportación de este gato estaba castigada con la muerte para un turco o con la cárcel de por vida para un extranjero.
En 1959, Mrs. Weed redescubrió al Angora en el zoo de Ankara y empezó a criarlo en los Estados Unidos. Por la calidad de su pelaje y su extraordinario carácter, se trata de un gato excepcional. La tradición le muestra blanco con una maravillosa mirada (ojos azules, oro, cobre o impares).
Pero se admiten igualmente otros colores.
Como en todas las razas, los gatos blancos homocigóticos de ojos azules pueden verse afectados de sordera.

Esto no es exclusivo ni de los blancos de ojos azules ni de los Angoras. Aunque los gatos sordos son todavía más cariñosos, los criadores superan este defecto cruzando regularmente ejemplares blancos con otros de color y evitando cruzar entre sí dos blancos homocigóticos. CABEZA
De pequeña a media. Triangular. Perfil de longitud media con una nariz recta, larga sin huella de stop. Mentón redondeado, alineado sobre el mismo plano vertical que la nariz.
Orejas grandes, anchas en la base, largas y puntiagudas con mechones de pelo, con juntura alta sobre el cráneo.
Ojos: Grandes, almendrados, ligeramente oblicuos. Ámbar. En los sujetos blancos, pueden ser azules o dispares. CUELLO
Largo y delgado. CUERPO
De pequeño a medio en las hembras, un poco más grande en los machos. Osadura pequeña pero sólida. Caja torácica estrecha. Patas largas y delgadas, más largas detrás que delante. Pequeños pies redondos y delicados, ornados con pelos entre los dedos. COLA
Larga, ancha en la base, afilada, con largos pelos que le confieren el aspecto de una pluma. En movimiento, puesta invertida sobre el lomo, la punta casi toca la cabeza.

PELAJE
Largo y fino, sedoso. Desprovisto de capa interna lanosa. Semilargo sobre el cuerpo, más corto sobre el lomo y el morro, largo en la gorguera, bajo la tripa y en la cola. Tiene tendencia a ser ondulado en la parte inferior. COLORES
Blanco puro, negro, azul, chocolate, lila, rojo, carey, todos los dibujos tabby smoke, etc., (excluído el punto de color).
En Europa el Angora Turco ha sido reconocido por la FIFE en 1988 y sólo con el color blanco, con tres posibles coloraciones de ojos: azul, ámbar y dispares.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Shar Pei: misterioso y prudente

Es una buena mascota para tener en casa.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *