Alopecia psicógena

Puede paliarse con terapia de conducta y/o médica.

Los gatos se acicalan el dorso y los laterales cuando están desconcertados tras sufrir un ligero trastorno o al sentir que no pueden evitar cierta amenaza. Se trata de un comportamiento que contribuye poco o nada en la calidad del pelo, si no que lo hace como forma de calmar ese estrés que está sufriendo.

En general, este acicalamiento es inofensivo para el animal siempre y cuando no se realice en exceso ante la presencia de un estrés que se alarga en el tiempo, como puede ser con la existencia de demasiados animales en casa, la presencia de perros, problemas familiares de los dueños, una separación del animal de su propietario o una bronca por haber hecho algo como ensuciar fuera de su bandeja o romper algo.

Cuando el acicalamiento se vuelve excesivo provoca la depilación de los laterales del animal, de la base de la cola, del abdomen o de sus extremidades.

A veces ocurre que el dueño sólo aprecia que falta pelo, no que ha sido producido por un lamido excesivo puesto que el gato puede llevar a cabo este proceso cuando está solo en casa, porque cuando están con los dueños se contienen y ocultan el problema. En casos graves el lamido se dará igualmente ante el dueño del animal. Es difícil que el gato llegue a automutilarse por lo que el problema se quedará en la depilación. Clínicamente lo que se aprecia es una alopecia simétrica bilateral en las zonas mencionadas y el excesivo comportamiento de lamido.

El diagnóstico

Para diagnosticar la alopecia psicógena lo primero que hay que hacer es descartar otros motivos, como ectoparásitos, infecciones bacterianas, micóticas o las alergias alimentarias o ambientales.

La terapia para solucionar el problema puede ser de comportamiento, médica o mixta. La de comportamiento consiste en determinar cuál es la causa que llevó a esa conducta obsesiva y tratar de corregirla. La médica, por su parte, puede realizarse a través de tranquilizantes o antidepresivos, medicación que será determinada por el veterinario dependiendo de cada caso concreto. Finalmente, la mixta buscará solucionar el problema de conducta complementándolo con un tratamiento farmacológico.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El camaleón, la luz y el calor

Muchas especies tienen diferentes necesidades de iluminación.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.