La alimentación de las tortugas

Debemos proporcionarle una dieta variada y equilibrada.

En primer lugar, en cuanto a la alimentación de las tortugas acuáticas, son herbívoras en su hábitat natural y en cautividad puede comer alimentos más variados. Existe comida preparada especial para tortugas acuáticas que podemos complementar con más cosas.

Una de la comida viva que más frecuentemente se suele dar a las tortugas acuáticas son los grillos. Son nutritivos y se convierten en un alimento completo para nuestra mascota. También le gustan las lombrices de tierra, las larvas de la moscarda de la carne (no demasiado completo para la tortuga, por lo que deberemos dárselo como complemento de su dieta habitual). A algunas tortugas acuáticas también les gusta comer pescado, vivo o muerto (suelen preferir el muerto porque les resulta más sencillo de coger).

Como ya hemos indicado, en su hábitat natural las tortugas acuáticas son herbívoras, por lo que también les gustará comer algo de vegetales. Por eso, podemos darle, cortado en trozos pequeños, zanahoria, lechuga, pepino, col, etc.

A nuestra tortuga acuática también pueden gustarle los alimentos vivos como arañas, saltamontes, hormigas o babosas, y una vez que ya esté acostumbrada a su vida en cautividad observaremos que no rechaza demasiados tipo de comida, por lo que podemos probar a ofrecerle trozos de carne de vacuno, pollo, pavo, jamón…

La dieta de nuestra tortuga acuática deberemos completarla con suplementos vitamínicos para que ésta goce de buena salud y podamos suplir carencias nutricionales en caso de que existieran.

Alimentación de las tortugas de tierra

Respecto a la alimentación de las tortugas de tierra, debemos tener en cuenta que no sólo comen lechuga, por lo que debemos darle una dieta equilibrada y variada para que se desarrolle muy sana. La base de su alimentación está formada por frutas, verduras y hortalizas, y no deberá faltarle tomate, calabacín, setas o melocotón.

La alimentación de las tortugas de tierra deberá ser completada con proteínas, podemos darle brotes de soja, y algunas también comerán insectos y lombrices. Añadiremos calcio a la dieta en el caso de que la tortuga esté en fase de crecimiento o sea una hembra a punto de poner huevos.

El agua nunca debe faltarle a la tortuga de tierra, siempre la deberá tener disponible en un gran recipiente donde pueda, además de beber, bañarse y remojarse cuando quiera.

Deberemos tener cuidado de no proporcionar demasiado alimento a la tortuga de tierra, ya que eso puede dañar su salud y su desarrollo.

En cuanto a los alimentos que nuestra tortuga de tierra no debe comer se encuentran las judías, los guisantes, el plátano, queso o carne.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El recorte de las alas del loro

Evita accidentes y no merma su calidad de vida.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *