Alimentación para perra embarazada

Los ajustes en la dieta puedan implicar muchas ventajas para su salud.

Desde que tu perro entra en el proceso de apareamiento, su cuerpo comienza con algunos cambios. Tú también necesitarás modificar su dieta para ayudarle a adaptarse a esos cambios temporales, en términos de sus requerimientos nutricionales.

El período de gestación de los perros es de 60-70 días. Durante este tiempo la perra deberá ingerir los nutrientes suficientes para la mantención de su cuerpo y de las crías dentro de ella. Haciendo un correcto ajuste de los requerimientos de la dieta puede significar muchas ventajas en la salud de su mascota y de los cachorros en el futuro.

Cosas que recordar durante el embarazo de su mascota:

  • El consumo de alimento de una perra embarazada debe aumentar gradualmente a medida que aumenta su peso corporal. Debes pesarla regularmente para determinar cuáles son sus verdaderas necesidades. Sobre las seis semanas deberás estar dando 10 a 25% más ingesta que lo normal; a las ocho semanas cerca de un 30 a 50% más.
  • Trata de evitar las comidas secas (deshidratadas) y dale una ración semihúmeda. Puedes usar una proporción de 2:1 (seca:húmeda).
  • Con motivo de verificar que los requerimientos de tu mascota están siendo suplidos, trata de dar un alimento de buena a excelente calidad (Alimento Premium).

 

Durante el embarazo tu mascota aumenta las necesidades de:

  • Proteínas (28 a 35% más que lo normal)
  • Grasas (20-30% más que lo normal)
  • Energía (10-15% más Kcal que lo normal)
  • Calcio, fósforo y Vitamina D.

 

Puedes ayudar a tu mascota haciendo leves cambios en su dieta:

  • Aumentar la cantidad total de alimento en un 10%.
  • Agregar alimentos adicionales como carne, huevos (cocidos o revueltos) o leche.
  • Cambiar a un alimento premium. Revisa las etiquetas para verificar que el alimento posea más proteína y grasa.

Durante la lactancia

Tu mascota también tiene requerimientos especiales durante la etapa de lactancia.

  • Durante la primera semana, mantén la ración que estaba ingiriendo durante la gestación.
  • Durante la segunda semana dale el doble de alimento y aumenta el número de raciones en el día a tres o cinco veces.
  • Durante la tercera semana, comienza a disminuir gradualmente la alimentación a niveles normales de pregestación (5% menos cada día, 30% menos a la semana).
  • Para la sexta semana, ya debes estar con las mismas cantidades y volúmenes de comida que en condiciones normales.

 

Fuente: www.zoodata.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Mascotas perdidas e identificadas, mascotas encontradas

Una placa en el collar nos dará acceso a datos del dueño...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *