La alimentación de las chinchillas

Necesitan una dieta variada y completa.

Las chinchillas son mascotas herbívoras con una alimentación sencilla, que puede estar compuesta por alimentos especiales para ellas que completaremos con fruta, agua y, por supuesto, heno, base de su dieta (75%)

El heno tiene como misión facilitar el desgaste de los dientes de las chinchillas, siendo el de alfalfa el más adecuado nutricionalmente hablando. A pesar de que su contenido en calcio pueda ser superior al deseable, los expertos afirman que se trata de un desajuste (va unido a un menor porcentaje de fósforo) que se ve compensado con el resto de la alimentación. Un complemento ideal puede ser el heno de fleo, muy apetitoso para las chinchillas.

Como complemento a la alimentación de las chinchillas se encuentra el pienso, que no debe sustituir al heno. Se presenta en forma de barritas y lo hay específico para chinchillas.

Por su parte, las frutas y las verduras son una gran fuente de vitaminas para las chinchillas, aunque se deben dar con moderación, en torno al 5% de su alimentación diaria, y se las daremos lavadas y secas. Se los daremos por la noche y por la mañana retiramos los restos de lo que no se han comido. A las chinchillas les gustan las endivias, zanahorias, lechuga, tomates, guisantes o coles, así como las manzanas, peras, cerezas y fresas.

A modo de golosina podemos dar a las chinchillas avellanas, nueces o almendras, y al ser muy ricos en grasas los racionaremos a uno por semana. Si hacen algo bien, y como premio, podemos darles pipas de girasol (máximo dos al día).

El pan duro se convierte en un complemento ideal ya que es rico en fibra y ayuda al proceso de desgaste de sus dientes. El agua es vital para su alimentación y siempre debemos dejársela disponible.

En cuanto a los alimentos que no debemos dar a las chinchillas están los lácteos como queso o leche.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cuidado con la obesidad

Pueden conllevar graves enfermedades en nuestra mascota.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *