La alimentación de las aves de corral

Seguir una buena dieta es fundamental para su correcto desarrollo.

Si tenemos aves de corral en casa deberemos conocer la mejor manera de alimentarlas. Desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nos ofrecen una serie de consejos para la alimentación de las aves de corral que os contamos a continuación.

Los alimentos que se pueden utilizar como fuentes de energía para las aves de corral son, principalmente, los granos de cereales (maíz blanco o amarillo, sorgo, arroz, trigo, cebada o quinoa). También podemos proporcionarles subproductos como el salvado de maíz, de trigo o pulido de arroz, aunque en este caso, al contener mucha fibra, su uso será limitado. El cereal combinado con harina de yuca puede suponer también una buena fuente de energía, así como la harina deshidratada de plátano verde y la papa cocida y molida. La melaza de caña puede utilizarse en forma limitada, no más del 10%, porque provoca diarreas.

Respecto a las fuentes de proteínas en la alimentación de las aves de corral, podemos incluir en su dieta el gluten de maíz y la alfalfa molida (una vez más de manera limitada dado su alto contenido en fibra). No obstante, las fuentes de proteínas más adecuadas para nuestras aves de corral son las de origen animal como la harina de pescado, de carne, de hueso o de sangre. Otras fuentes de proteínas pueden ser las pastas de oleaginosas, como las de soja, algodón o girasol.

En cuanto al modo de alimentar a las aves de corral, colocaremos los comederos de manera que uno de los extremos esté muy cerca de la fuente de calor. El alimento, además de en los comederos, lo pondremos en el suelo, sobre hojas de papel, para que los pollitos aprendan a comer.

Desde la FAO recomiendan dar a los pollitos una mezcla de sémola, maíz blanco, quinoa, trigo bien molido mezclado con agua y un poco de pasta de soja o de alguna oleaginosa.

La alimentación de las gallinas

En ocasiones no será posible disponer de un alimento balanceado comercial y, en este caso, podemos dejar que las aves coman plantas tiernas que posean algunos de los nutrientes que necesitan para su dieta; en caso contrario, se recomienda darles una ración de media libra de grano de maíz, de trigo u otros cereales por día, por cada diez gallinas. Mantendremos una ración molida o entera a disposición de las aves todo el tiempo para que se vayan acostumbrando al ritmo de alimentación.

Deberemos, también, incorporar vitaminas a la dieta de las aves a través de hojas de acelga, lechuga, zanahoria u otras hortalizas. Evitaremos alimentos con sabor fuerte para las aves como puedan ser las cáscaras de papa cruda que además es venenosa. Si les damos leche lo haremos en un recipiente de plástico o vidrio.

El agua

Las aves de corral necesitarán agua limpia y fresca siempre disponible para crecer sanas y productivas. Diez gallinas puede consumir entre dos y tres litros de agua al día, un consumo que se incrementará en épocas de calor. Los patos también la necesitarán para nadar.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

¿Dentro o fuera de casa?

La mascota precisa unas atenciones diferentes dependiendo de dónde decidas ubicarla.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.