Alergias alimentarias

Podemos establecer una dieta diferente para que nuestras mascotas aprendan a comer alimentos que no producen síntomas en su organismo.

Nuestras mascotas pueden verse afectadas por alergias alimentarias que pueden manifestarse de muchas maneras, con picores, urticaria, conjuntivitis, vómitos, irritaciones… y que a veces pueden confundirse con otras enfermedades.

En el caso de los gatos, pueden aparecer costras y úlceras principalmente localizadas en la cara, la cabeza y el cuello. El prurito es, además, intenso. La intolerancia alimentaria o reacción alérgica se puede presentar en los animales a cualquier edad, y el diagnóstico se basa en pruebas con alimentos para estabilizar al animal con una dieta básica que no le produzca sintomatología durante un periodo. El diseño de una dieta y su cambio debe llevarse a cabo por un veterinario.

Por ejemplo, en el perro y el gato esta dieta puede basarse en una fuente de proteína que no haya sido empleada con anterioridad, como carne de pavo, cordero, pescado, proteína de leche, huevo…; una fuente de hidratos de carbono de alta asimilación y escasa alergenicidad, fibra dietaria, vitaminas y minerales . Deben evitarse los suplementos que contengan conservantes o colorantes. En el caballo se puede cambiar hacia toro cereal no habitualmente consumido, y en roedores y demás mascotas también dar una comida que no se haya aportado antes.

Esta dieta puede mantenerse entre unas 5 y 8 semanas para comprobar si efectivamente los síntomas disminuyen. Habrá que tener cuidado ya que el cambio de diete puede provocar en el animal diarrea y vómitos, por eso estas pruebas deben ser indicadas por un veterinario, que será quien establezca las cantidades y supervisará el proceso.

Una vez que se obtenga la lista de alimentos que no producen síntomas se establecerá la alimentación definitiva, teniendo en cuenta que incluya calcio, vitaminas y minerales para que nuestra mascota no sufra deficiencias nutricionales.

La alergia o intolerancia alimentaria no responden completamente a los tratamientos habituales que pueden emplearse en otros tipos de alergias, como pueden ser los antihistamínicos, los antileucotrienos, los corticosteroides, la ciclosporina o la terapia con vacunas de alergenos .

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Problemas urinarios en los gatos

Es importante identificar el problema de forma precoz para darle una solución...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.