Cómo ahorrar en el mantenimiento de tu mascota

ahorrar mantenimiento mascota

Cuidar a una mascota puede resultarnos caro en ocasiones. Obviamente todo dependerá del tipo de animal; no es lo mismo mantener a un perro, que a unos peces o a varias tortugas. Tanto el aspecto económico como las distintas obligaciones serán muy disparejas. En unos momentos complicados desde el punto de vista económico como los que estamos viviendo, cualquier ahorro es bienvenido. También se puede ahorrar en el mantenimiento de tu mascota sin que su nivel de vida se vea afectado. Vamos a ver cómo.

Cuatro trucos para ahorrar en el mantenimiento de tu mascota

  1. Alimentación: este es un aspecto vital. Ahorrar en comida no es el mejor consejo que podemos daros, ni mucho menos. En el tema alimenticio hay que hallar (a veces no es fácil) el equilibrio perfecto entre no gastar una gran cantidad y dar al animal comida de calidad. Por ello, olvidémonos de comprar la comida más barata. Esto afectará a la salud del animal, se pondrá enfermo, lo llevaremos al veterinario y al final el gasto será mayor. Lo barato sale caro. Encontremos una comida buena (tampoco tiene que ser la más cara de la tienda) y una vez que hayamos dado con ella, una buena manera de ahorrar es comprar paquetes de grandes cantidades.
  2. Ofertas: una cosa es no comprar la comida más barata, y otra muy distinta no aprovechar las ofertas. Eso sí que debemos hacerlo.
  3. Ejercicio físico: la mascota más habitual, y también la que supone unos cuidados más caros entre las mascotas normales (ya sabemos que en esto también hay cada día más gente original), es el perro. Por ello, muchos de los consejos están enfocados a cómo ahorrar en el mantenimiento de un perro. Uno de ellos es el que nos compete ahora. El perro necesita salir, correr, cansarse. Si no lo hace acabará por ponerse malo (además de volverse loco). Así que lo mejor que podemos hacer es dar grandes paseos con él, obligarle a correr. De lo contrario pasará lo mismo que antes. Se pondrá malo, iremos al veterinario y esta vez será la pereza la que nos salga cara.
  4. Veterinario: seguimos pretendiendo ahorrar en el veterinario. Otra buena opción es aprovechar los planes de vacunación que suelen poner en marcha en muchas ciudades.

Siguiendo estos cuatro consejos, nuestro bolsillo se resentirá un poquito menos y el animal vivirá bien. Aunque no sea mucha cantidad, son buenas maneras de ahorrar en el mantenimiento de tu mascota.

 

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Seis consejos para tener pájaros en casa

La jaula, la alimentación y la limpieza son aspectos muy importantes.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *